Normativa para viajar con perros en el coche

recogida mascotas precios barcelona

Normativa para viajar con perros en el coche

Si buscas información sobre nuestro servicio de recogida de mascotas y sus precios en Barcelona seguramente te interese saber qué tipo de normas hay que tener en cuenta para hacer desplazamientos con perros en el coche. De eso hablamos en este nuevo post. 

Para viajar en coche con un perro es fundamental contar con un sistema de retención seguro además de cumplir con la legislación vigente en España.

Como decíamos en el post anterior, debemos tratar de que, desde cachorro, nuestro perro se habitúe a viajar en coche y hacer de la experiencia algo positivo. 

Consejos para viajar en coche con tu perro

Existen diversas formas de llevar a un perro en un coche. Lo que primamos siempre en Mascotaxi es la comodidad del animal y la seguridad en caso de accidente.

Es importante dejar claro que nunca se debe transportar a un perro suelto en el vehículo ya que podría provocar distracciones, daños a los ocupantes, e interferir en la conducción, con el riesgo que eso conlleva. 

Normativa en España sobre el transporte con animales

El Reglamento General de Circulación y la Ley de Seguridad vial no especifican de forma clara cómo se debe transportar a un perro en coche en España. Sin embargo, sí mencionan algunas características básicas de conducción a tener en cuenta. Por ejemplo, que el conductor debe mantener libertad de movimientos, un amplio campo de visión y prestar atención permanente a la conducción.

Documentación necesaria para el transporte con animales

Es imprescindible disponer de la cartilla sanitaria, una placa censal del ayuntamiento correspondiente y el chip identificativo. Si es un perro potencialmente peligroso, deberás disponer también del seguro de responsabilidad civil y de la licencia correspondiente.

Elementos de retención

La malla separadora en el vehículo es uno de los sistemas más populares pero no permite aislar al perro de forma correcta. De hecho, en caso de accidente el animal puede llegar hasta los asientos delanteros.

En cuanto a los cinturones de viaje para perros, se trata de un sistema de retención más seguro que el anterior y ha de ir siempre sujeto a un arnés. Nunca se debe utilizar un collar, porque ante un impacto el perro puede ahorcarse. 

En cuanto al arnés de doble enganche, es mucho más seguro que el cinturón. Básicamente dispone de un espacio para atar directamente al perro utilizando el cinturón de seguridad del coche. Como inconveniente podríamos apuntar que limita el movimiento del perro, lo que puede generarle estrés.