¿Cómo hacer que tu perro le pierda el miedo al coche?

transporte mascotas barcelona

¿Cómo hacer que tu perro le pierda el miedo al coche?

Si no sabes si recurrir o no a nuestro servicio de transporte de mascotas en Barcelona porque tu perro lo pasa fatal en los desplazamientos en coche, te animamos a seguir leyendo. En las siguientes líneas vemos algunas pautas para que nuestros canes no se estresen ante los viajes por carretera. 

En el caso de los perros, el miedo aparece cuando perciben un peligro. No es sino una emoción adaptativa para desenvolverse en el entorno. Cuando tenemos un cachorro en fase de socialización es importante ir presentándole todo aquello que vaya a encontrarse como adulto para que no reaccione de forma negativa ante lo desconocido. Por ejemplo, ante los coches.

Si se trata de un perro adulto, el miedo al coche puede deberse a varios motivos como estos que exponemos: 

  • Falta de exposición regular al vehículo. 
  • Mareos (con náuseas, vómitos, ansiedad…).
  • Experiencias traumáticas relacionadas con los coches (atropellos, accidentes…). 
  • Incomodidad en el vehículo.
  • Miedo al sonido del coche (ruidos, vibraciones, velocidad…).

Saber diferenciar el miedo de la fobia

En Mascotaxi te recordamos que es muy importante diferenciar entre miedo y fobia. Ante un estímulo que le da miedo, el perro puede reaccionar de varias formas: intentar huir, intentar desplazarse, quedarse quieto o luchar. Si lo que padece es una fobia, reaccionará de forma desproporcionada e irracional y puede llegar a entrar en pánico.

Convertirlo en una experiencia positiva

Por ejemplo, podemos darle un premio cada vez que suba al coche sin ayuda o dejarle jugar con su peluche preferido. No podemos llevarlo en coche solo cuando toca cita en el veterinario porque entonces lo asociará con algo negativo. Podemos dar viajes al parque, al campo o a cualquier otro lugar agradable para el animal. Como decíamos antes, es importante viajar con el perro desde cachorro para que se familiarice con el entorno y lo vea como algo cotidiano. 

Por último, es muy importante la actitud de los acompañantes. Hay que actuar con normalidad para evitar que el perro sufra ansiedad. También lo es acondicionar adecuadamente el vehículo como hacemos nosotros con nuestras furgonetas.